×

Estiman que con nuevas tecnologías de semilla crecerá la producción

En toda la zona centro norte del país, incluyendo a Santiago hay unos 6 millones de hectáreas que se siembran con soja de distintas variedades que podrían aumentar su potencial de rendimiento.

- 14:11 Economía

La producción de soja busca seguir creciendo en el centro y norte del país, a partir de la incorporación de nuevos cultivares y de tecnología sumada a los cultivos, en un contexto en el cual a 5 años del primer lanzamiento de la variedad Intacta, en esta campaña se incorporó una nueva variante que permite aumentar el rendimiento de su predecesora en hasta 500 kilogramos por hectárea.

En la campaña 2013/14 se introdujo luego de 15 años sin la existencia de nuevas variedades resistentes a insectos y aptas para el control de malezas la variedad RR1 de la compañía Monsanto que ahora introdujo una innovación con una nueva generación de ese cultivar.

“Estamos haciendo un relanzamiento de variedades por dos motivos, el primero porque esta cumpliendo 5 años en el país, una tecnología que se lanzó después de 15 años que no había lanzamientos de soja en la Argentina y ahora introducimos un segundo evento, porque ya se encuentran en el mercado variedades comerciales que nosotros le llamamos de la segunda generación, esto significa que los programas de mejoramiento de distinto semilleros, ya estuvieron lanzando y renovando variedades que remplazaron a los primeros lanzamientos”, indicó Matias Ipiña, gerente de negocios de la compañía.

Agregó que “lo que está sucediendo con estas segunda generación de variedades IntactaRR2 pro es que están superando en rendimiento a las distintas variedades RR1 del mercado en los distintos grupos de madurez que hoy se siembran en la argentina”

Sostuvo que “particularmente en la zona central del país, hablando de Córdoba, Santiago, centro norte de Sante Fe y Entre Ríos, es la región en la cual nosotros vemos una mayor oportunidad que tiene la tecnología Intacta en el corto plazo, ahí tenemos dimensionado un mercado de alrededor de 6 millones de hectáreas que hoy se siembran con variedades RR1”.

Puntualizó que “hoy hay variedades intacta de segunda generación que superan a estas variedades en promedios de rendimiento de más de 600 kg por hectárea”. Subrayó que “el costo de la tecnología, porque el productor tiene que hacer una inversión, está en el orden de los 100 a150 kg por hectárea, dependiendo la región productiva, expresándolo en kilogramos de rendimiento por ende cualquier rendimiento que obtenga el productor al sembrar una variedad intacta que supere los 150 kilogramos, está ya pagando la inversión y obteniendo rédito económico”.

El directivo, señaló que “un ejemplo concreto es que nosotros la campaña pasada realizamos unos 600 ensayos comerciales en lotes de productores con tecnología del productor, lo sembró y cosechó el productor, nosotros estuvimos presentes en la cosecha con un monitor de rendimiento y lo que obtuvimos como diferencial de rendimiento de las mejores variedades intacta comparando con las RR1 que sembraba el productor, fue una diferencia de unos 400 kilogramos por hectárea”.

Destacó que “un productor con 150 kilogramos paga el costo de la tecnología y los 150 o 200 kilogramos adicionales le van directamente al bolsillo y esto es solamente el pilar de rendimiento que es uno de los 3 beneficios que tiene la tecnología. El segundo pilar es el efectivo control de plagas lepidópteras, gracias a la proteína bt, es una protección permanente que tiene la tecnología que está inserada en el genoma de la planta y hace que la eficacia sea mayor que cualquier insecticida que permite un ahorro promedio por hectárea de 1 a 1,5 aplicaciones en la zona productiva, unos 5 a 30 dólares por hectáreas de ahorro”.

Señaló que “es una tecnología con beneficios concretos desde el punto de vista de rendimiento, de control de insectos, que tiene también beneficios intangibles, es mas amigable con el medio ambiente y el tercer beneficio es que cuenta con un sistema de control de malezas porque esta con base en la plataforma RR entonces tiene tolerancia al herbicida glifosato que hoy en el país y en el mundo sigue siendo la principal plataforma en lo que es control de malezas”.

Cómo acceder

Respecto de cómo puede obtener esta tecnología el productor, Ipiña dijo que “hay un portafolios de productos y cómo hace el productor para acceder, lo que es importante que sepan que a diferencia de la tecnología RR1 que no está patentada en la Argentina y es gratuita para el productor, la tecnología RR2 pro goza de patente y tiene un modelo comercial”.

Añadió que “esta adopción de tecnología está disponible para los productores que la quieran utilizar, pero tiene que tener presente que hay un requisito que es la firma de una licencia de uso y el pago de un canon el cual puede ser pagado al momento de la entrega de grano cosechado, lo paga en el acopio o en el exportador con el cual habitualmente tenga su operación comercial de granos”.

Otra opción es “comprar el grano en forma previa durante la vigencia de una campaña comercial que la ponemos exclusivamente a disposición de los productores que firman la licencia de la tecnología y pueden acceder a valores del canon significativamente más bajos que lo que es el pago en la entrega y otorgamos herramientas de financiación con canje a cosecha con tasa cero”.

Agregó que “para tener una idea a la fecha en la Argentina hay más de 13 mil productores que optaron por firmar la licencia de uso en el país y más de la mitad está viendo los beneficios comerciales de esta campaña de compra anticipada del canon y adquiere la tecnología en forma anticipada. Puede comprar el cánon anticipado por semillas fiscalizada o comprar el canon en el caso que haya hecho uso propio de su cosecha y también puede comprar la tecnologia tanto por tonelada o por hectárea dependiendo si el productor quiere pagar un valor fijo o un valor variable dependiendo de la productividad de su lote”.

Más noticias de hoy