×

El colesterol, qué es y cómo afecta al corazón

Por el Dr. Sebastian Paz Presidente de la Sociedad de Cardiología Santiago del Estero

- 08:23 Santiago

¿Q ué es el colesterol? Esta es una de las pal a b r a s má s presentes en los anuncios publicitarios enfocados al cuidado de la salud, y es que el colesterol es uno de los grandes enemigos actuales del bienestar social.

Lo primero de todo es señalar que se trata de una sustancia grasa naturalmente producida en el cuerpo, en el hígado, se encuentra en cada una de las células y es importante para el correcto funcionamiento del organismo. Su finalidad supone la formación de ácidos biliares, que implican la digestión de las grasas; formar hormonas, como las tiroideas y las sexuales; y se transforman en vitamina D por los rayos solares, protegiendo así la piel de agentes químicos y evitando la deshidratación.

Tipos de colesterol

Habitualmente existen referencias al colesterol "bueno" y el "malo". El que es perjudicial para la salud es el que se une a la siguiente partícula: lipoprotenina de baja densidad (LDL), responsable de transportar el colesterol a las células. El LDL excesivo en sangre conlleva acumulaciones de grasa -placas- en las paredes de las arterias y los vasos sanguíneos, preludio de enfermedades ateroscleróticas, que implican la progresiva obstrucción de las arterias a causa de estas grasas.

El nombre exacto del "bueno" es lipoprotenía de alta densidad (HDL), puesto que transporta el colesterol sobrante de las células hacia el hígado, donde es eliminado. Por lo tanto, este colesterol hace que sea más difícil sufrir un riesgo cardiovascular. La excesiva presencia del "malo" provoca que el colesterol excesivo no fluya adecuadamente hacia el hígado y se generen estos bloqueos y sus repercusiones cardiovasculares.

Los índices de colesterol en sangre se calculan en miligramos por decilitro. Se considera normal no llegar a los 200 mg/dl, si bien encontrarse entre los 200 y los 240 es síntoma directo de hipercolesterolemia, que supone rebasar los 200 mg/dl, y se conoce como normal-alto. Si ya en estos volúmenes se recomienda actuar para reducir estos números, rebasar los 240 indica que el colesterol está alto y se hace más probable sufrir trastornos o incidencias cardiovasculares.

Efectos del colesterol alto en el corazón

Dado que el exceso de colesterol repercute directamente en los vasos sanguíneos, ya que provoca la aparición de placas, tensión en las arterias y obstrucciones en la circulación, se estima que multiplica por dos el riesgo de sufrir accidentes cardíacos. La ya mencionada arteriosclerosis significa que cuando las grasas obstruyen la circulación correcta de la sangre tanto el cuerpo como el corazón sufren esta deficiencia.

Enfermedades coronarias como los paros cardíacos o los infartos proceden del daño que sufre el corazón, que tiene que hacer un esfuerzo mayor para que la sangre se impulse adecuadamente a través de arterias y venas obstruidas. Las anginas de pecho obedecen a problemas de irrigación en alguna de las partes del corazón y suelen aparecer cuando se realiza una actividad intensa después de períodos largos de reposo.

El cerebro también puede padecer los efectos del colesterol alto en forma de accidentes cerebrocardiovasculares. Como el flujo sanguíneo no se mueve de forma ordinaria, el cerebro no recibe la cantidad adecuada, y puede aparecer desde la muerte hasta parálisis parciales, pérdidas del habla y de reflejos nerviosos del organismo.

Además del colesterol, esta clase de obstrucción de los vasos también aparece por el tabaco y los alimentos ricos en grasas, que no siempre se absorben o eliminan adecuadamente. Por ello, desde la Sociedad de Cardiología de Santiago del Estero, aconsejamos hábitos de vida saludables, que junto a la práctica de deportes son los principales aliados para impedir los perjuicios que genera el colesterol en nuestro organismo.

Más noticias de hoy