×

Evangelio según san Mateo 1,1-17

- 23:10 El Evangelio

Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abrahán. Abrahán engendró a Isaac, Isaac a Jacob, Jacob a Judá y a sus hermanos. Judá engendró, de Tamar, a Farés y a Zará, Farés a Esrón, Esrón a Aram, Aram a Aminadab, Aminadab a Naasón, Naasón a Salmón, Salmón engendró, de Rahab, a Booz; Booz engendró, de Rut, a Obed; Obed a Jesé, Jesé engendró a David, el rey. David, de la mujer de Urías, engendró a Salomón, Salomón a Roboam, Roboam a Abías, Abías a Asaf, Asaf a Josafat, Josafat a Joram, Joram a Ozías, Ozías a Joatán, Joatán a Acaz, Acaz al Ezequías, Ezequías engendró a Manasés, Manasés a Amás, Amos a Josías; Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, cuando el destierro de Babilonia. Después del destierro de Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, Salatiel a Zorobabel, Zorobabel a Abiud, Abiud a Eliaguín, Eliaquín a Azor, Azor a Sadoc, Sadoc a Aquirn, Aquim a Eflud, Eliud a Eleazar, Eleazar a Matan, Matan a Jacob; y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo.

Así, las generaciones desde Abrahán a David fueron en total catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta el Mesías, catorce.

Comentario

Es un texto que recoge el oráculo de Jacob sobre la tribu de Judá; ésta destacará por su independencia y vigor sobre las demás. Tal presagio se visualizará en tiempo de los reyes David y Salomón, miembros de esta tribu, cuya fuerza es comparada a la de un león a quien nadie se atreve a hostigar.

Se habla también de un retoño a quien propios y extraños homenajearán; y su reino será inequívocamente pacífico porque en él la abundancia y la paz serán monedas de uso corriente. Jacob asegura a Judá la hegemonía hasta que venga aquel a quien pertenece el imperio, el reconocido así por todos los pueblos.

Este texto dio pronto a una lectura mesiánica, con vocación de futuro: aparecerá el que ha de venir, el que dará todo el brillo a la tribu de Judá, es decir, el Mesías. Puede que el texto se refiera en concreto al rey David, tipo del venidero Rey Mesías. El evangelio de Mateo, al indicar la genealogía de Jesús, dice que el Salvador procede de Jacob, a través de Judá.

Peculiar página con la que san Mateo abre su evangelio. Nos quiere trasladar un mensaje alentador y positivo: Jesús de Nazaret es la novedad que nos viene de Dios y, a su vez, es también el remate de un proceso histórico inserto en su totalidad en la historia del pueblo elegido (genealogía hasta José, de la dinastía de David, el esposo de María).


Más noticias de hoy