×

La impactante historia de la “mamá catequesis” de Villa Rojas

A pesar de llamarse Evangelina de Jesús Méndez, no sabía nada de Dios. “Su perseverancia nos fortaleció a nosotros este año para seguir sirviendo a Cristo”, relató su catequista.

- 10:14 La Banda

La alegría de Evangelina fue muy grande este fin de semana: pudo ver a su hijo David haciendo la primera comunión, en la capilla San Cayetano del barrio Villa Rojas, en La Banda. Su momento de felicidad fue pleno, porque lo vio muy de cerca, tanto que estuvo al lado suyo todo el tiempo, durante toda la ceremonia, porque ella misma hizo su primera comunión.

Muchos bandeños tuvieron el privilegio de ver -como ellos llaman- a esta “mamá catequesis”, quien tuvo una infancia diferente, ya que su madre nunca le enseñó de Dios, no la bautizó ni mucho menos cumplió con las demás ordenanzas propias de la fe católica.

Por eso cuando fue a inscribir a su pequeño hijo, David, para que haga la catequesis y le pidieron sus propios datos como madre, surgió la increíble historia de una mujer que nunca había sido instruida en su hogar ni tuvo contacto con prácticas religiosas.

Casada, con dos hijos, Evangelina vive con su esposo en el barrio San Javier, con quien contrajo matrimonio por iglesia apenas un par de semanas atrás, luego de haberse hecho bautizar en julio de este año, ceremonia que estuvo a cargo del padre Miguel Abdo.

Testimonio

Miguel Sayavedra, un joven animador muy comprometido con su comunidad en la capilla San Cayetano, fue el catequista de madre e hijo: “Es muy interesante y hermoso ver la conversión de esta familia que no conocía a Dios y esta señora recibió el bautismo en julio y se casó este año, todo en nuestra capilla de San Cayetano, se casó con Héctor Rubén Cáceres, se marido de siempre. El padre Jorge Lobo le dio la primera comunión y ofició en el casamiento”.

“Ella manifiesta que no sabía nada de Dios antes y por lo tanto no profesaba la fe católica. Cuando la invitamos a unirse a la capilla por la Catequesis de su hijo, comenzó a interesarse más y comenzó a venir y a participar con nosotros de los encuentros, salidas a otras comunidades de la Parroquia de Lourdes y de la santa misa cuando teníamos en la capilla. Ella dice que agradece haber descubierto a Cristo porque su vida y su familia cambiaron. Ahora tienen más momentos de compartir con su familia y Dios los ayuda siempre”, contó Miguel.

Más noticias de hoy