×

Pamela David: “No le doy un centímetro de posibilidades a la victimización del abusador”

Por Emilio Marcelo Jozami | @emiliojozami

- 10:30 Pura Vida

Pamela David opinó acerca de las denuncias que hizo Thelma Fardín en contra de Juan Darthés. También se refirió al colectivo Actrices Argentinas y recordó una situación incómoda que le tocó vivir cuando era modelo publicitaria. En su paso por Santiago, la conductora de “Pamela a la Tarde” habló en exclusiva con EL LIBERAL.

En estos días, han impactado mucho las denuncias de Thelma Fardín en contra de Juan Darthés, ¿cuál es tu postura en torno a este tema?

Como mujer, en mi espacio no le doy un centímetro de posibilidades a la victimización del abusador, ni un centímetro. Honestamente, siento que culturalmente nos han marcado para suavizar estos abusos, para mirar para otro lado, para decir ‘bueno, no fue nada’. Creo que tengo la hermosa oportunidad de concientizar también. Soy feminista, pero no soy extremista, no soy de las que dicen que de esto no se tiene que hablar ni preguntar. A mí me gusta informar. Me ha pasado de que muchas señoras grandes entiendan que en algún momento sintieran abuso de su marido. Ellas no entendían, ellas no querían y el no es no y lo entienden hoy. Lo viven con dolor. Lo que me da a mí tranquilidad es que mi hija no va a vivir eso, va a vivir en una generación mejor con las ideas más claras. Tengo una hermosa oportunidad para educar. Educar es importante. No se pasa de un momento cultural a otro de la noche a la mañana. Creo que con educación e información se pasa.

¿El colectivo Actrices Argentinas surgió para generar esa conciencia? ¿Cómo lo ves?

Ellas son militantes. Hoy lo hicieron de manera extraordinaria. Llevaron esta causa contra del abuso el ‘no es no’ y el ‘miracomomepongo’ o ‘miracomonosponemos’. Una campaña realmente brillante, porque pensaron todo y mantuvieron el anonimato de los nombres. Lo hicieron brillante; digo porque en los medios se escapa la noticia, se filtra. Lograron hacerse respetar y todos los medios respetamos las decisiones de estas mujeres. En esta causa las apoyo. Creo que cuando en una cosa tan delicada como esta se mezclan distintos temas como la paridad en el trabajo, el aborto legal, cuando mezclan muchos temas es ahí en donde no me engancho. Para mí, cada tema tiene su gravedad, su delicadeza.

La denuncia en contra de Darthés generó una ola de denuncias. ¿El “No nos callamos más” va a seguir provocando esto?

Lo positivo para mí es que a partir de este momento va a haber un cambio de conciencias, no va a seguir pasando. Ese es el cambio cultural. De lo que pasó no digo que no importa, sí importa. Vuelvo a repetirte, de lo que pasó, si sirve para sanar, bárbaro, pero me quedo con lo mejor que es que el abuso no siga sucediendo. No sé en qué va a quedar la condena judicial, si irá preso o no Darthés, Darthés, para mí, sonó porque es un actor muy conocido, tenía cara de bueno, de buena persona y eso fue un shock, pero no me sorprende Darthés por Darthés en sí. Creo que hay muchos Darthés. Lamentablemente, en los clubes deportivos, en las escuelas, en las iglesias, en la familia. Realmente, es mucho más preocupante que los chicos hoy lean los diarios, vean las noticias y eso les haga entender que no es no y que nadie puede ni mirarlos ni manosearlos, ni tocar sus partes, eso me parece que es un avance importantísimo.

Alguna vez, vos también denunciaste que fuiste víctima de este tipo de actitudes.

Lo conté con Catalina Dlugi. En realidad, no lo quiero negar. Simplemente, que no me siento una víctima de esto porque, en su momento, a mí me pasó, cuando yo era modelo publicitaria de una marca de celulares, de Personal, y tenía un contrato muy importante por delante y lo que no tenía era un representante. Yo fui a buscar un representante que se iba a llevar una comisión de un trabajo que no había conseguido. No sentía que el representante tenía poder sobre mí. En todo caso, era al revés. Se me tiró un lance y yo lo saqué sonando. El tema es que si le hubiera pasado a cualquier otra chica del interior, que se siente en inferioridad de condiciones o debajo de aquél poder del representante que se cree que tiene cierto tipo de poder, pero a mí no me pasó. Conté mi experiencia pero justamente haciendo la comparación qué hubiera pasado si no hubiera sido esa mi situación. No, no lo viví como un trauma. ¿Por qué no lo cuento?, porque a diferencia de otras mujeres yo lo vivo de otra manera. Lo hablo en otros ambientes, íntimos, no sé.

¿La sociedad argentina está preparada, en virtud de estos cambios, para adaptarse a estos nuevos paradigmas?

Sí, sí, sí, la sociedad se tiene que adaptar. Tarde o temprano, se tiene que adaptar. Si no lo hace rápido va a tener sus consecuencias y me parece genial que así sea.

Más noticias de hoy